Compartir

Barrancas, 24 de febrero. Por Freddy Vásquez. | Cada semana algunos comerciantes informales de San Félix llegan a Barrancas del Orinoco, municipio Sotillo, y se instalan en el paseo Malecón donde ofertan prendas de vestir, nuevas y usadas a un precio accesible para los usuarios.

Las personas que se dedican a este negocio lo consideran rentable, pues afirman que es la única manera para hacerle frente a la crisis económica por las que atraviesa el país, seguidamente por los elevados costos que tienen las indumentarias en comercios privados.

Mariluz Fernández, quien tiene 5 años viajando de San Félix a Barrancas, cuenta que trae a la venta pantalones, franelas, sábanas, vestidos y hasta zapatos. “Los pantalones usados en buen estado los ofrezco en 3 mil y 4 mil bolívares respectivamente, mientras que uno nuevo está entre 10 mil y 12 mil bolívares, dependiendo la marca y el modelo”, afirmó.

Asimismo, expresó que ha tenido que hacer promociones en prendas de vestir para poder salir rápido de la mercancía y de esta manera mantener su clientela.

“Si el cliente se lleva más de dos prendas yo les hago una rebaja y no me quejo, ni tampoco se queja el cliente”, agregó.

Desde el año 2015, Fernández y su mamá van a Barrancas dispuestas a vender todo lo que llevan y su satisfacción es cuando un cliente, inclusive los indígenas, les compran alguna prenda, se van y luego regresan para mostrale cómo les quedó la ropa.

“Es una satisfacción para mi ver que les gusta lo que vendemos”, concluyó.

Por su parte, Mileidys Azócar, otra comerciante, afirmó que este bazar viene a paliar la crisis del país.

“Siempre venimos a Barrancas a vender nuestros productos a precios solidarios. La gente compra de todo”, acotó.

Comenta desde Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here