Compartir
José Gregorio Castillo, secretario del Sindicato de Empleados

Empleados y obreros están a la espera de una reunión con la viceministra de Trabajo y el burgomaestre Alexis González. Si ese encuentro no es satisfactorio se declararán en rebeldía política, electoral y contra el alto costo de la vida

Tucupita, 12 de septiembre. Por Heydi Brazón. |  Ayer el secretario general del Sindicato de Empleados de la Alcaldía del municipio de Tucupita, José Gregorio Castillo, sostuvo que “con el último aumento de sueldo y bono alimentario que hizo el presidente de la República, Nicolás Maduro, la Alcaldía colapsó totalmente”.

En exclusiva para El Periódico del Delta, Castillo afirmó que “el déficit presupuestario es del 40%”, por lo que solicitarán al burgomaestre, Alexis González, “una explicación sobre la comisión que quedó pendiente en venir y revisar la situación de la Alcaldía”.

Aunque reconoció que el déficit es producto de que pese a los aumentos, no envían el presupuesto necesario para cubrir el pago de la nómina, afirmó que los trabajadores podrían paralizarse en caso de no tener una respuesta favorable.

“Si no hay una respuesta de nuestras solicitudes, nosotros nos vamos a declarar en rebeldía política, electoral y contra el alto costo de la vida, que no podemos comprarnos un pollo, un kilo de carne, ni siquiera podemos comprar una torta de casabe y más aún que se avecina un nuevo periodo escolar y los trabajadores no tienen para comprar un par de zapatos”, adelantó Castillo.

Para declarase en rebeldía, Castillo convocó a obreros y empleados a una asamblea. “Exigimos al trabajador que no participemos, nos tienen cansados pidiendo votos y no nos pagan.

Participamos en la Asamblea Constituyente –nos lograron convencer a duras penas-, y el único que se ha aparecido por aquí es el amigo Chugaby. Lo único que le pedimos a los constituyentistas es que revisen el presupuesto y que si van a modificar algún artículo que sea el 186°, ya que el estado Delta Amacuro debe tener un presupuesto especial porque es un estado de pobreza”.

Según Castillo “a cada trabajador de la Alcaldía de Tucupita se le deben 873 mil bolívares”. Ante ello, dejó abierta esta reflexión: “El gobierno ha metido a más de 4 mil trabajadores en el Ministerio de Educación, entonces, ¿cómo calculan el presupuesto con ese 40% de aumento de salario y bono alimenticio? ¿Cómo es que ellos están al día con el pago de sus empleados y a la Alcaldía no les pasan el presupuesto correspondiente?”

Comenta desde Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here